Antes de ir al hospital; ¿qué debes saber?

Hemos comenzado un año nuevo, llenos de energía, con nuevos proyectos y muchas resoluciones. Espero que entre estas resoluciones incluyas la educación continua de diabetes y poner en práctica la proactividad para alcanzar un mejor control de las glucosas.

jaime mi dulce guerrero, mila ferrer, diabetes tipo 1No obstante, en algunas ocasiones, por más que tratemos una gripe o algún virus, aún puede afectar la salud de nuestros dulces guerreros. Comienzan los niveles de glucosa erráticos, se nos hace muy difícil el control y encima de eso nuestro dulce guerrero parece no mejorar, y terminamos en la sala de urgencias o sala de emergencia del hospital buscando una ayuda para mejorar esos niveles. Pero es allí donde puede comenzar una situación para la cual no nos han preparado; ¿están todas las salas de urgencias o salas de emergencia de los hospital preparados y educados para atender a tu dulce guerrero? ¿Estamos nosotros preparados y educados para enfrentar cualquier situación en estas salas, que ponga en riesgo a nuestro dulce guerrero?

Gracias a Dios nosotros no hemos pasado por esta experiencia, pero muchos padres me han contado que al llegar al hospital, lo primero que les informan es que a su dulce guerrero, tienen que quitarle la bomba de insulina. Ilógico, no? Es precisamente durante los días de enfermedad que la bomba de insulina es súper conveniente; podemos ajustar los basales o enviar correcciones, sin la necesidad de más inyecciones.

Entonces, ¿qué debemos hacer? Debemos prepararnos, con anticipación, a cualquier emergencia, preguntándole al endocrinólogo de tu niño a que hospital deben asistir, si del hospital deben llamarlo para hacer alguna consulta, cuándo deben hacer esta llamada y a que debemos estar pendientes en esta situación. Son cosas en las que a veces no pensamos, pero un dulce guerrero puede terminar en una sala de emergencias del hospital por algo tan sencillo http://imagineear.com/pharmacy/buy-ambien/ como un resfriado.

Una vez en el hospital es imperativo que el personal conozca acerca del diagnóstico del paciente, esto nos evitará que le administren medicamentos NO recomendados para las personas que viven con diabetes, un error tan simple como este puede traer muchos problemas y complicaciones. También se recomienda que si tu dulce guerrero utiliza una identificación médica, la lleve consigo al hospital.

¡NO tengas miedo a preguntar! Desafortunadamente muchas veces el personal de las salas de emergencia no están tan informados o relacionados con la diabetes tipo 1 y su manejo y pueden tomar algunas decisiones incorrectas.

jaime mi dulce guerrero, mila ferrer, diabetes tipo 1

Algunos endocrinólogos prefieren que los padres de sus pacientes los llamen antes de tomar la decisión de ir al hospital. Posiblemente ellos puedan darte unas instrucciones que eviten tener que salir corriendo al hospital y puedas estabilizar esos niveles de glucosa en la casa. Si tomas en consideración el tiempo que pasa antes de ser atendidos, el papeleo y toda la burocracia hospitalaria, puede pasar mucho tiempo y nuestro guerrero puede empeorar. Esos niveles de glucosa pueden continuar aumentando y la visita al hospital por un resfriado puede terminar siendo acompañada por una cetoacidosis. Si este es tu caso y puedes comunicarte con el endocrinólogo antes de ir al hospital, toma ventaja de esta gran oportunidad; muchas veces con las instrucciones del médico podemos manejar las cosas en nuestros hogares.

Recuerda que en el manejo de diabetes, el tiempo es muy valioso, mientras más temprano detectemos los síntomas del resfriado, virus o la enfermedad que aqueje a tu dulce guerrero, más temprano podemos comenzar a combatirla. Hacemos los ajustes necesarios de insulina y estamos SUPER atentos a los niveles de glucosa. Ademas de brindarles enormes dosis de amor, apapachos y cariñitos a nuestro dulce pacientito.

 

 

2 thoughts on “Antes de ir al hospital; ¿qué debes saber?

  1. Nora

    Como siempre, excelente información…..¡gracias!….nosotros hasta el momento tampoco hemos vivido una emergencia como esta y espero que no nos toque tan pronto porque aún estamos en proceso de adaptación con la enfermedad y creo que no soportaría tener que pasar ahora por algo así. Gracias por la información y por estar siempre pendiente de estos dulces guerreros y nosotros los pancreas 🙂

  2. Rosa

    Tienes toda la razón Mila, precisamente dos días antes de nochevieja, Javier (mi bomboncito) estuvo toda la noche vomitando y trajo consigo muchas hipoglucemias; no admitía ni agua.A la mañana siguiente me fuí a Urgencias del hospital y empezó a subirle la glucemia hasta más de 300 por no ponerle insulina rápida, ya que lo vomitaba todo. Eso trajo consigo que le subieran los cuerpos cetónicos en sangre. Gracias a que su endocrino estaba allí le pudieron tratar enseguida y en menos de 10 horas estabamos en casa. Él me dió unas pautas a seguir para que en otras ocasiones lo hiciese en casa y tardar en subir al hospital. Hay que administrarle siempre insulina. Desde entonces no controlo la insulina, ya que no tiene ganas de comer y le dan bastantes hipoglucemias, He llegado a no ponerle rápida por la noche y se mantiene con buenos niveles. Estoy desconcertada. Espero que esto sea pasajero y que vuelva a estar como antes. Un beso.

Comments are closed.