Año Nuevo… Nuevas oportunidades de cambio

Te has fijado que cuando llega el año nuevo hacemos una lista infinita de resoluciones; todas esas cosas que queremos cambiar, añadir o eliminar de nuestro estilo de vida. Si somos honestos con nosotros mismos, cuanto tiempo mantienes tus resoluciones o mejor aún, cuantas de ellas logras cumplir. Casi siempre nuestras resoluciones son demasiado drásticas y requieren cambios muy radicales. Por ejemplo, quiero rebajar 20 libras en 1 mes. Hellooo! No te demoraste 1 mes en aumentar 20 libras, segundo estás consciente de la dedicación, disciplina y cambios necesarios para lograr tu meta. Ahí es que empieza el problema, tenemos que ser realistas y prácticos a la hora de hacer nuestros planes y resoluciones para el  año nuevo.

Cuando hablamos de resoluciones relacionadas al manejo de la diabetes tenemos que ser igual de prácticos y realistas. Nuestra meta es lograr un mejor manejo de la condición de nuestros chicos o de nosotros mismos. Así que tenemos que comenzar con cambios alcanzables, no podemos hacer cambios drásticos en el tratamiento o en el manejo de las glucosas. ¿Cómo debemos empezar? Haciendo resoluciones que en realidad puedas lograr y que tengan prioridad en tu vida.

Algunos ejemplos o ideas de resoluciones para este nuevo año pueden ser las siguientes:

Compromiso hacia el cuidado de mi familia

  • Me comprometo a cuidar de mi familia y de mi mismo/a, haré todo lo que esté a mi alcance para lograr el bienestar de los míos.

Este nuevo año voy a educarme y educaré a mi familia acerca de _____________.

  •  En nuestro caso nos mantendremos buscando maneras de aprender más acerca de la diabetes tipo 1, buscando maneras de lograr un mejor manejo de las glucosas y así lograr mejorar la calidad de vida de mi hijo.
  • Leeré acerca de la condición, interactuaré con otras familias, esto me permitirá          compartir experiencias y sentimientos, y al escuchar sus historias aprenderé cosas nuevas. (Los mejores grupos de apoyo son otras familias que día a día vivan y sientan lo mismo que tú).
  • Asistiré a programas de educación, orientación o cualquier actividad relacionada al manejo, cuidado o apoyo de diabetes tipo 1.

Me educaré para hacer cambios saludables en la alimentación de mi familia.

  • No tenemos que ir corriendo y comprar solo vegetales y frutas, tampoco tenemos que pasar hambre o comer alimentos sin sabor. Debemos ir haciendo cambios de manera paulatina, puedes empezar por añadir nuevos alimentos que tu familia no consuma actualmente. Escoge un alimento por semana e introdúcelo al plan alimenticio, esto les proveerá una mayor variedad de alimentos y contarás con una mayor cantidad de recetas para consentir a tu familia. El proceso de alimentación es la base de nuestra salud, por eso debemos hacer de este uno agradable, pero mucho OJO, esto se puede lograr con alimentos saludables y sabrosos.

 Mi familia y yo crearemos un plan de actividad física.

  • El crear un plan de actividad física no significa que hay que ir a un gimnasio e inscribirnos; siendo realistas muchas veces estamos tan ajorados que terminamos pagando por un gimnasio al cual no vamos. Siempre hay excusas o razones para no poder llegar al gimnasio y la verdad es que la gran mayoría de estas razones o excusas son muy validas.  Entonces, ¿como incluimos la actividad física dentro de nuestro diario vivir? Debemos adaptar la actividad física a nuestro estilo de vida, puedes comprar algún DVD que lo puedan hacer en familia, inclusive algunos video juegos son excelentes alternativas de actividad física. Lo importante es tratar de hacer alguna actividad física por lo menos 30 minutos diariamente.

Educaré a mi hijo a ser participe en su tratamiento.

  • Si tu chico ya tiene edad suficiente para hacerse el chequeo de glucosas o hasta inyectarse; ¿qué esperamos para hacerlos participes de su tratamiento? Vamos a motivar al chico a que se vaya apoderando de su condición y manejo de la misma. Es importante recordar que siempre un adulto debe supervisar al chico.

Crearé un plan de emergencia.

  •  Vivimos en países que están expuestos a temblores y huracanes, es muy IMPORTANTE contar con un plan de emergencia en nuestra familia.

Organízate.

  •  Haz un listado de los doctores que deben ver a tu dulce guerrero y a tu familia durante el año. Marca de antemano en tu calendario las fechas donde debes llamar para hacer las citas necesarias y mantén este calendario en un lugar visible. Las citas de seguimiento de nuestros chicos y familia son muy importantes, pues la prevención es la mejor herramienta para evitar problemas de salud futuros y complicaciones.
  • Endocrinólogo
  • Pediatra
  • Dentista
  • Oftalmólogo
  • Etc.

Las resoluciones de año nuevo son una manera de crear un plan de trabajo, pero es muy importante auto-analizarnos e identificar las áreas en que necesitamos hacer modificaciones en nuestros estilos de vida. Les deseamos un año nuevo lleno de salud, paz y armonía. Trabajemos para hacer este año uno positivo, de crecimiento y enriquecimiento a nuestras vidas y las de nuestra familia.

Fan