3 cosas que Jaime ha aprendido de la diabetes tipo 1

He vivido básicamente toda mi vida con diabetes tipo 1, las memorias que tengo de antes de mi diagnóstico son pocas y para mi las acciones necesarias para manejar mi glucosa son parte de mi rutina diaria. Así como mis papás me enseñaron a cepillarme los dientes después de cada comida, así mismo mi manejo de diabetes es ya parte de mi.

La diabetes tipo 1 me ha dado mucha disciplina, porque para tener un buen manejo de mi diabetes he tendido que adquirir muchas responsabilidades como medirme la glucosa, en ocasiones esperar un poco antes de comer, no poder comer lo que quiero si la glucosa no está en rango, enviarme insulina, revisar mi bulto antes de salir de casa, etc. Como verán son muchas cosas y ya las hago de manera automática.  La disciplina no sólo me ayuda en mi manejo de diabetes, sino que también me ha ayudado en el deporte. Para ser un buen atleta tienes que tener tremenda disciplina para practicar y entrenar todos los días, la disciplina es lo que te empuja esos días en los que estas cansado y no tienes deseos de entrenar. Asimismo es la diabetes, aunque no tengas ganaste medirte, enviarte insulina y eso, hay que hacerlo.

De la diabetes tipo 1 también he aprendido que buena alimentación es importante, no solo para  mi, sino para toda mi familia. La alimentación es muy importante para todas las personas, porque de esta manera puedes vivir una vida saludable. Parte de la preparación para hacer deportes es alimentar tu organismo con comida que aporte los nutrientes necesarios para una  buena condición física. La alimentación es clave para todas las personas, pero para las personas que juegan deportes y viven con diabetes es más importante aún pues requiere mucha planificación. No quieres comenzar un partido con insulina activa, o que hayas enviado más o menos bolo.

He aprendido a que la perseverancia te ayuda en todos los aspectos de tu vida. Para manejar una condición como la diabetes tipo 1 que es compleja, que requiere atención todos los días varias veces veces al día; no es fácil. Hay algunos días más difíciles que otros pero para poder vivir una vida saludable tienes que cuidarte todos los días. Tener mucha perseverancia me ha ayudado en la escuela y también en los deportes porque no me he rendido cuando no entiendo algo que me están enseñando algo en la escuela o en los deportes. La perseverancia va de la mano de la paciencia, otra cualidad que también me ha dado la diabetes.

La diabetes tipo 1 me ha enseñado muchas cosas bien importantes en mi vida que creo que si no tuviese diabetes tipo 1 no las valorará tanto. Mi diabetes tipo 1 no ha sido del todo mala porque me ha traído muchas cosas importantes, muchas lecciones y muchas experiencias increíbles.

Hasta la próxima!

Jaime